La aventura del portador de cristal: Final Fantasy The Crystal Bearers (Review Wii)

6 Sep

Hola a todos, ha pasado un tiempo en el que hice una review de un videojuego lanzado para el Wii, por eso, he decidido hablarles en esta ocasión de una entrega de Final Fantasy que si bien no es una maravilla, sí que aprovecha las cualidades de la consola de Nintendo.
Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers, es una versión de una entrega lanzada exclusivamente para la Gamecube que promete una aventura en la que el protagonista es un mercenario rompe reglas que posee la habilidad de emplear la gravedad a su antojo. A pesar de su monótona vida realizando distintos trabajos para todo tipo de personas, logra meterse en un gran lío que integra al mismísimo rey de por medio.

Fuente

La historia gira en torno a un mundo con 4 razas únicas, que tras años enteros de guerras por el dominio de las tierras, se extingue una de ellas los Yukos (o Yukes). La guerra terminó y los Lilties se quedaron con el poder, llegando a una era tecnológica que emplea fragmentos de cristal que porta energía a la ciudad y distintos medios de transporte.

La magia se prohíbe y la paz reina.

Ciertas personas nacen con fragmentos de cristal incorporados a su ser (portadores de cristal), permitiéndoles contar con dones mágicos únicos que por supuesto, la mayoría esconde tanto por la ley como por el repudio de la sociedad ante su existencia.

Aquí entra el protagonista, Layle, un joven portador de cristal, que emplea su don para todo tipo de trabajos por dinero.

Fuente
El juego inicia en una misión que un superior del reino le encarga a Layle y a su amigo, Keiss, siendo ésta, escoltar una nave muy importante. Yendo todo de forma pacífica, repentinamente diversas criaturas atacan a la misma y la mente maestra es nada más que un Yuko (la raza que se creía extinta) portador de cristal.

Fuente

Layle al intercambiar unas cuantas palabras y ataques, descubre que el objetivo del misterioso infiltrado es nada más que robar un fragmento de cristal que permite a la nave volar (y tiene un poder inmenso). Él lo consigue, se retira y la nave aterriza de una forma poco desastrosa gracias a los poderes de Layle.

Cuando todo parece haber terminado encuentran y detienen a una Selkie paparazzi que al infiltrarse en la nave, tomó unas fotografías comprometedoras.

¿Los Yukos querrán venganza?

¿Qué logro capturar con su cámara la Selkie?

Son algunas preguntas que debemos encontrar en esta aventuresca y corta historia.

Bien, esta entrega tiene los clásicos controles de un juego de aventuras. Exploraremos en un buen terreno con las cualidades de Layle controlando la gravedad, contando así, con el novedoso (pero algo decepcionante) modo de batalla. Ignorando los minijuegos como bailar y correr con un Chocobo que a veces están de más, la habilidad gravitatoria de nuestro personaje es nuestra exclusiva arma y escudo, de forma en que la única manera de derrotar una criatura hostil es tirándole diversos objetos esparcidos por el mapa o lanzándolo por los aires si éste es de un pequeño tamaño. Inicialmente es algo novedoso porque aprovecha las cualidades del mando del Wii (tenemos que apuntar al enemigo, levantar el mando y posteriormente sacudirlo de forma descendente) sin embargo, el hecho de que únicamente tenemos esto para luchar es aburrido y hasta tedioso. A pesar de que al agarrar a ciertas criaturas podemos hacer que lance su ataque a los enemigos (como agua, agujas, fulgores) realmente se vuelve una tarea tan aburrida, que huía de los enemigos.

Fuente

A lo largo del juego podremos realizar mejoras al alcance, puntería, suerte y otras comprando u obteniendo distintos objetos como anillos o amuletos.

Una de las mayores potencialidades del juego, los mapas. Siendo de mundo abierto, la cantidad de entornos es bastante bueno y amplio, incentivándonos a la exploración con unos colores y texturas que en lo personal me encantaron y me parecieron muy buenos para tratarse del Wii que no destaca exclusivamente en el punto de la calidad gráfica como otras consolas de videojuegos.
Podemos pasar a estar en un bosque otoñal a una pradera, un huerto de frutos rojos y hasta la ciudad y la biblioteca, los detalles y el esfuerzo en este aspecto se da a relucir en los mapas que podemos disfrutar.

Si bien esto no va al tema (o quizás sí), es que aunque los ciudadanos o transeúntes no forman parte de la historia creo que es agradable sentir que realmente viven y no son sólo unos adornos. ¿A qué me refiero con esto?, pues que al acercarnos los mismos nos muestren diálogos o comentarios que aunque sean innecesarios, sientes que allí están, en su día a día; esto es algo que no cuenta esta entrega y es algo que me decepcionó mucho porque los diseños son hermosos pero ese aspecto en lo personal, me gusta y me parece relevante.

Fuente

Aunque no me considero gamer ni crítico de videojuegos, como opinión de aficionada puedo decir que la historia es buena, muy atrapante e interesante de hecho, sin embargo, por distintos aspectos como el sistema de batallas que es bastante tedioso y monótono, y la carencia de armas para variar, en ocasiones la historia se opaca bastante por los defectos. Creo que la idea de las habilidades mágicas como la gravedad, es buena, pero no está empleada de una forma en que sea divertida para los jugadores.
Así mismo, el hecho de sentirnos solos en la historia con unos ciudadanos que no hacen más que caminar pero no dicen ni hola, me parece triste.

Aunque la historia me dejó con algunas preguntas, es una aventura corta (el tiempo es relativo, yo lo terminé en 4 días) que de momentos si logra entretener pero no llega a lo ”espectacular”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *