Asesina en las sombras en Tenchu Shadow Assassins (Review Wii)

22 Sep

A través del tiempo, los ninjas han sido reconocidos a nivel mundial no sólo por su vestimenta característica sino también por su gran astucia y habilidad en lo que respecta el arte del asesinato y el infiltraje en los territorios enemigos, volviendose así, seres que más allá de ser habilidosos, son altamente intrigrantes. Vivir la experiencia de ser un ninja no es imposible, ya que gracias a la compañía Acquire podremos disfrutar para la consola Wii una entrega de Tenchu, un famoso videojuego que nos permite tomar el rol de un ninja que se escabulle en las sombras para cumplir diversas misiones que se les son encargadas, por supuesto, sin que nadie se entere.

Fuente

Tenchu Shadow Assassins es un videojuego de acción y habilidad que nos sumerge en una aventura ninja con sus dos icónicos protagonistas: Rikimaru y la kunoichi, Ayame. Siendo en tercera persona, en el modo historia debemos cumplir diversas misiones que mas allá de ir sólo asesinando a cualquier enemigo que aparezca, es una obligación hacerlo de una forma lo suficientemente sigilosa para poder adentrarnos más al territorio enemigo y matar al objetivo.

Fuente
Escondernos en las sombras que los objetos generan, apagar velas con shurikens, subir por vigas y apuñalar por la espalda a los samuráis de forma silenciosa, son algunas habilidades que debemos desempeñar exitosamente para no fracasar.

El juego nos impondrá siempre la prioridad de ingeniar e interactuar con el ambiente, siendo tan imprescindible este punto que a veces ni siquiera es necesario asesinar a los guardias para poder avanzar, sólo es cuestión de aprovechar todo lo que hay alrededor.

Esta entrega le hace partido y resalta la cualidad del Wiimote al movimiento, permitiéndonos realizar movimientos tal cual un ninja haría como lanzar una shuriken, apuñalar y empuñar nuestro Ninjato (sable ninja).

Fuente

Si bien es importante no ser detectado por nadie, en misiones más avanzadas, al tener nuestro ninjato podemos tener batallas cuerpo a cuerpo con el enemigo. Estos momentos me ocasionaban mucha tensión ya que hay que tener unos buenos reflejos para posicionar el Wiimote correctamente y así detener el ataque del enemigo.

Al iniciar el modo historia jugaremos con Rikimaru, sin embargo, casi a mitad del mismo jugaremos con Ayame. Podríamos decir que la diferencia de movimientos entre ambos personajes no varía pero si nos fijamos bien Ayame tiene más rapidez y agilidad pero menos fuerza física para esconder a los enemigos después de asesinarlos.

Todo el videojuego estará envuelto en escenarios de la conocida Japón feudal con sus entornos tradicionales rico de detalles y lo considerablemente lleno de retos que junto a la banda sonora, ofrece una gran experiencia.

Fuente
Buenos gráficos, buena jugabilidad y escenas, indudablemente es un juegazo que demuestra una vez más que si existen entregas más adultas e ingeniosas para esta consola familiar.


Separador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *