Una película mágica: Big Fish & Begonia

24 Sep

”La cantidad de emociones y mensajes que nos puede transmitir una película, es impresionante”, fueron mis palabras al ver esta película animada donde la mitología china hace presencia en todo su esplendor.

Hace un par de semanas pude disfrutar de Big Fish & Begonia, película que a primera instancia me generó una sensación familiar a aquellos momentos en los que disfruto de las películas del estudio Ghibli que tanto me gustan. Con mucho entusiasmo y expectativa la vi y realmente lo que contemplé fue sencillamente artístico.

Vida, muerte, felicidad y amor son algunos de los temas tratados en esta mítica historia que nos hace reflexionar acerca de lo que somos y sentimos.

Big Fish & Begonia es una película de animación china producida, escrita y dirigida por Liang Xuan y Zhang Chun. Fue estrenada tanto en formato 2D como en 3D en China por Enlight Media el 8 de julio de 2016 Fuente

Todo inicia con un mundo alejado y místico donde habitan seres que si bien no son dioses, tienen el poder de controlar el clima del mundo de los seres humanos. Con preciosas habilidades que controlan los elementos de la naturaleza, su hogar se mantiene en sana paz para todos los seres vivientes.

Estas personas se hacen llamar los ”Otros”.

Aunque parezca perfecta esta creación de dios, todos los jóvenes al tener cierta edad tienen la obligación de cumplir cierto ritual obligatorio, que es nada más que visitar el reino de los humanos por 7 días para contemplar el resultado de su trabajo.

[]

Shun, una joven común que debe cumplir con esta tradición que si bien parece fascinante, en realidad es muy riesgosa debido a la crueldad del hombre. Estos se transforman en delfines (este mundo está conectado con el mar del mundo humano) e imparten su aventura.

Expresando su maravilla ante las bellezas de la naturaleza, ella sola realiza su viaje por el mundo, contemplando grandes barcos, tradiciones y hasta los majestuosos fuegos artificiales que inundan el cielo.

En su trayecto ella siente curiosidad por un joven humano llamado Kun que junto a su hermana le ofrecen a estos ”delfines” de color rojo una cálida bienvenida. Parece maravillada hacia la gentileza de éste, sin saber que estarán unidos por el mismísimo destino.

En su último día, intentando regresar a su hogar queda atrapada en una red en la que sin la ayuda de este joven, jamás saldría. El muere por un remolino que se formó en el mar (el portal hacia el mundo de Shun) y ella devastada decide hacer hasta lo imposible para regresarlo a su mundo junto con su pequeña hermana.

[]

Toda la historia se desenvolverá en el mundo de los otros, donde contemplaremos entornos fascinantes no sólo por sus paisajes llenos de detalles y colores sino por los seres vivientes tan curiosos que habitan en ellos.

Mediante las escenas en las que Shun se esfuerza fielmente para poder revivir a Kun, demuestra realmente esos valores morales que todos deberíamos poseer: amor y compromiso para pensar en el bienestar de los demás y no únicamente en el nuestro.

[]
En lo personal Big Fish & Begonia tiene esa mezcla perfecta que la convierte en algo más que una película animada; nos transmite valores y sentimientos puros que en realidad, muchas veces carecemos y deberíamos día a día retomarlos.

Para todas las edades, sin dudas es una película que deslumbra a cualquiera, consiguiendo encariñarnos con los protagonistas (y personajes secundarios) y obviamente, hacernos lagrimear en los momentos justos (sí, yo lloré mucho)

Hasta aquí es mi blog (no quiero quitarles la sorpresa), espero que le haya gustado y le den una oportunidad a esta obra de arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *